Escuela de Medicina

Desde 1954 el Doctor Carlos A. León Salta comenzó a realizar algunas actividades de docencia, sin embargo la organización del Departamento de Psiquiatría se inició en 1955 con el nombramiento del primer profesor de psiquiatría de tiempo completo, un profesor asistente tiempo completo y dos instructores de tiempo parcial.  

En 1956, el recién formado Departamento de psiquiatría fue designado como entidad consejera en aspectos técnicos y médicos del Asilo San Isidro, único establecimiento  público para el cuidado de enfermos mentales en el Valle del Cauca, que para entonces solo realizaba actividades de contención y aislamiento, sin mayores perspectivas de tratamiento. Según el relato del Profesor León, éste encontró que  “las actividades sólo se orientaban a proteger a los guardianes de la supuesta peligrosidad de los pacientes y en cuanto al manejo y cuidados la noción imperante podría sintetizarse en el principio de que los locos nada sienten…”. De la mano del Departamento de Psiquiatría, se instauró entonces un modelo médico en la atención de los pacientes, se cambió el nombre a Hospital Psiquiátrico San Isidro, se inició la elaboración de historias clínicas, se estableció una regulación frente a las contenciones físicas de las que eran objeto los pacientes, se puso en vigencia un sistema de normas para el manejo terapéutico de pacientes desde su admisión hasta su salida y se obtuvo la participación activa de estudiantes de medicina e internos para el cuidado clínico de los pacientes,  como parte integral de su entrenamiento.  

En 1955 se diseñó para el Departamento un plan a quince años dividido en tres etapas, los primeros cinco años se destinaron al desarrollo del programa de enseñanza para estudiantes de medicina, de manera que incluyera aproximadamente 600 horas de trabajo en psiquiatría o disciplinas conexas en la etapa de pre-grado. Por otra parte,  se iniciaron  cursos de psiquiatría para enfermeras y trabajadoras sociales,  dictados por miembros del Departamento de Psiquiatría.

En los segundos cinco años, el interés principal fue el desarrollo de un programa de adiestramiento para graduados a la par con el mejoramiento en el cuidado asistencial y las instalaciones hospitalarias y de consulta externa del Hospital Psiquiátrico San Isidro. Se obtuvo un nivel aceptable de integración entre la docencia y  las actividades clínicas y administrativas y se concretó la posibilidad de un programa satisfactorio de internado y residencia,  gracias a un cuerpo docente más  numeroso y mejor preparado. Los principales objetivos académicos durante esta etapa fueron el incremento de personal docente y la mejor capacitación para la enseñanza y  la prestación de servicios. A partir de 1965 los miembros del Departamento se enfocaron en el desarrollo de la investigación de tipo epidemiológica y en el campo de la psiquiatría social, con prácticas extrahospitalarias, a fin de evaluar las características del trastorno mental en el  medio colombiano y establecer las bases para futuros programas de salud mental comunitaria. En 1967 se inició un período importante de colaboración con la Organización Mundial de la Salud al haberse designado al Departamento de Psiquiatría como uno de los 9 centros donde se llevaría a cabo el Estudio Piloto Internacional de Esquizofrenia. La participación en este estudio permitió un activo intercambio con profesionales de otros países y una mejor capacitación para los trabajos de investigación. 

Entre 1967 y 1974 el Departamento desarrolló el “Proyecto Piloto de Psiquiatría Social” en los centros de salud de los barrios  El Guabal y Villanueva al oriente de Cali y en el Centro Médico de Candelaria (en el municipio de Palmira), además se inició un trabajo en la cárcel para mujeres “El Buen Pastor”. Entre los objetivos del Proyecto se contemplaba implementar el tratamiento del paciente cerca a su familia y territorio, como una alternativa al manejo hospitalario. En el proyecto participaban residentes de tercer año y estudiantes de sexto año de medicina, además de enfermeras, auxiliares de enfermería en salud pública y trabajadores sociales.  

De manera paralela a las actividades del Hospital Psiquiátrico San Isidro y del proyecto de psiquiatría social, a finales de los sesenta el Departamento de Psiquiatría comenzó a gestionar la creación de una unidad de salud mental para el Hospital Universitario del Valle (hospital de mayor nivel de complejidad en el sector público), apoyados en la Resolución la No. 679 de 1967 (17 mayo) del Ministerio de Salud “Por la cual se establecen normas y reglamento interno para unidades psiquiátricas en hospitales generales”. 

La década de los setenta y principios de los ochenta se caracterizó por una estrecha relación del Departamento de Psiquiatría de la Universidad del Valle con la Organización Mundial de la Salud; esta relación sirvió para impulsar el modelo de Atención Primaria como parte de las actividades en psiquiatría. Entre 1975 y 1980 la OMS realizó un estudio multicentrico sobre estrategias para la extensión de cuidados de salud mental en países en desarrollo, el Departamento de psiquiatría participó en el proyecto con un programa realizado en el barrio Unión de Vivienda Popular. Dos productos de este estudio colaborador de la OMS fueron el diseño del cuestionario de autoreportaje de síntomas (SRQ por sus siglas en inglés) que posteriormente fue publicado en forma de cartilla para adiestramiento de trabajadores primarios de salud en 1983 (Serie Paltex de la OMS/OPS) y el cuestionario de reportaje de síntomas en niños publicado por Giel y colaboradores en 1981(RQC). 

En los ochenta, además de consolidar la relación con el Hospital Psiquiátrico y la Unidad de Salud Mental del Hospital Universitario del Valle, se desarrolló el “Proyecto Piloto II” en un centro de salud periférico (Hospital Primitivo Iglesias) al noreste de Cali, donde ya se venía trabajando desde 1979, se capacitó a auxiliares de enfermería en técnicas de entrevista, elaboración de historia clínica psiquiátrica, síndromes como psicosis aguda, epilepsia, reacciones situacionales y principios de psicofarmacología, para que esta actuaran como agente psicoterapéutico básico, preparaban un informe al psiquiatra supervisor, que daba el diagnostico y proponía el tratamiento sin entrevistar al paciente, y en casos seleccionados, el residente de psiquiatría realizaba la atención directa.  A partir de mediados de los ochenta las actividades comunitarias se concentraron en el Centro de Salud de Siloé a través del “Programa de Atención Primaria en Psiquiatría”, inicialmente financiado por la Fundación W.K. Kellogg. En el programa se enfatizaba en la formación en pregrado y posgrado más que en el aspecto asistencial. 

Los cambios de política en salud de Colombia y la crisis económica de la Universidad en los noventa, influyó para que en esa década el Departamento se concentrara en preservar y fortalecer las prácticas docente asistenciales en los espacios donde el Programa ya tenía presencia y reorganizara el grupo docente luego de la jubiliación de 6 profesores nombrados. 

Una vez superada la crisis, se realizaron revisiones del contenido curricular, se ampliaron los espacios de práctica  del posgrado en programas específicos para cubrir áreas como adicciones y neuroimágenes. Se obtuvo el registro calificado al Programa de Especialización en Psiquiatría en el 2006 y se renovó en el 2011.  Actualmente el Programa de Especialización en Psiquiatría se encuentra en proceso de acreditación de alta calidad, cuenta con siete profesores nombrados y once profesores contratistas.