Escuela de Medicina

Departamento de Cirugía General / Sección de Cirugía Plástica

La Sección de Neurocirugía ofrece la enseñanza de la práctica neuroquirúrgica en pre-grado y post-grado con una adecuada estrategia curricular, un componente de investigación fundamentado en el método científico y una proyección social de acuerdo a las necesidades del medio.

Sección 

    • Misión/Visión Open or Close

      Misión

      Formar especialistas idóneos en las funciones investigativas, docentes, asistenciales, administrativas e inherentes a la especialidad de Neurocirugía, para que puedan solucionar adecuadamente las situaciones que demanden su atención, dentro de las normas de la ética profesional, aplicando los fundamentos del método científico y efectuando autoformación continuada con actitudes de cambio útiles donde desarrollará su trabajo futuro en la comunidad.

       

      Visión

      Lograr el máximo desarrollo de la Sección de Neurocirugía con un modelo de docentes subespecializados para la enseñanza de cada área, con el desarrollo de una línea de investigación clínico-básica con grupos multidisciplinarios, con áreas dotadas que permitan el análisis y la discusión académica de los temas prioritarios de nuestra especialidad y con la consecución de equipos de alta tecnología para la enseñanza y la práctica clínica del estudiante.

    • Historia Open or Close

      Sinopsis Histórica del Programa de Especialización en Neurocirugía

       

      * En 1959 se inicia en la Universidad del Valle el programa de posgrado de Neurocirugía. 3 años - Tiempo completo - dedicación exclusiva.

      * La Ley 14 (62) y el Decreto 605 (63) otorgan a la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina la autoridad para establecer los requisitos mínimos de los programas de especialización.

      * En 1962 se funda el Consejo General de Especialidades Médicas (CoGEM), que dicta normas generales sobre los programas de especialidades y crea los comités de las especialidades médicas.

      * El COGEM crea el primer Comité de Educación Médica (CEM) en Neurocirugía (NC) (24/07/69). Aprueba el Programa mínimo de Neurocirugía: 4 años y 1 año de Cirugía General.

      * El CEM en NC aprueba un nuevo programa mínimo de NC (13/10/87). Duración de 5 años y gran flexibilidad curricular.

      * El acuerdo 007 de 1996 del Consejo Superior de la Universidad del Valle recomienda actualizar y reestructurar de manera periódica los programas de posgrado.

      * El Decreto 1665 (2/09/02), del Ministerio de Educación Nacional estableció los estándares de calidad de los programas de posgrado.

      * Mediante la Resolución No. 017 (15/01/04) el Consejo Académico de la Universidad del Valle aprobó la actualización del Programa de Posgrado en Neurocirugía.

      * En junio de 2007 el Ministerio de Educación Nacional (MEN) otorga al Programa de Especialización en Neurocirugía de la Universidad del Valle, el Registro Calificado por un período de siete años (Resolución 3392).

      * En enero 2010 se presenta al Consejo Académico de la Universidad del Valle la nueva propuesta de actualización y modificación de la Resolución No. 017, con el objeto de crear nuevas asignaturas y ajustar el número de créditos a 400. Este proceso se inició desde el segundo semestre de 2009.

       

      Sinopsis de Producción Científica 

      * Se han publicado 74 artículos en revistas científicas.

      * Se publicó el libro: Compendio de Neurocirugía en el año 2003.

      * Se publicó libro: Tratado de Neurocirugía Vascular Latinoamericana en el año 2008.

      * Anualmente se presentan de 10-12 trabajos en Congresos Nacionales.

      * El Servicio de Neurocirugía de la Universidad del Valle fue catalogado como el mejor del país a nivel académico en el Primer Encuentro de Neurocirujanos en Formación, realizado en Paipa por la Asociación Colombiana de Neurocirugía en julio de 2009.

       

      Historia General

      La Universidad del Valle fue fundada en Cali por la Ordenanza No 12 del 11 de junio de 1945. Hacia 1950 fueron creadas las escuelas de Medicina y de Enfermería.

En esa época (1950) no había en Cali un Neurólogo o un Neurocirujano, los traumas craneoencefálicos eran manejados por los ortopedistas. Había un especialista en Órganos de los Sentidos graduado en Europa, quien preconizaba que los hematomas epidurales se debían tratar por medio de la ligadura de la arteria carótida en el cuello. No existían estadísticas sobre patología vascular o tumoral del Sistema Nervioso Central ya que no se diagnosticaban. 

Posteriormente llegan a la ciudad en orden cronológico, los siguientes Neurólogos - Neurocirujanos: Doctores: Alfonso López Vélez, con estudios de especialización en Montreal y Francia (1953), Francisco Lourido Albán, con estudios de especialización en Francia, Arcesio Zúñiga Hernández, con estudios de especialización en Estados Unidos y diplomado por el Board

      Americano de Neurocirugía.
Ellos ejercieron la Especialidad en el Hospital de San Juan de Dios, donde se inició la Escuela de Medicina de la Universidad del Valle. Posteriormente, en el año 1956 con la apertura del Hospital Universitario del Valle, los doctores López Vélez y Zúñiga empiezan a ejercer en ese centro. El Doctor Lourido Albán, continuó ejerciendo en el Hospital San Juan de Dios.

En enero de 1957, llegó a Cali el Doctor Carlos Alberto Acevedo Vega con estudios de especialización en Estados unidos y Diplomado por el Board Americano de Neurocirugía.
No existía un Servicio de Neurocirugía como entidad académica autónoma o con localización definida. Existía el concepto en las Directivas Universitarias y del Hospital, que los Institutos y Departamentos que atendían las diferentes especialidades no cumplían una labor docente.

Había una gran división: Departamento de Medicina y Departamento de Cirugía, y era frecuente encontrar al lado de un paciente operado del colon a un paciente operado del cerebro.
En mayo de 1957, se nombró al doctor Carlos Alberto Acevedo Vega como primer Jefe del Servicio de Neurocirugía. Se inicia formalmente la residencia con una duración de tres años y se da inicio a la organización de éste Servicio.

En el área docente, se dictaba un curso de Semiología Neurológica, por los doctores López Vélez, Zúñiga y Acevedo en el Hospital Universitario y por el doctor Lourido en el Hospital San Juan de Dios.
Se participaba en las grandes sesiones de los Departamentos de Medicina y Cirugía y se presentaban con bastante frecuencia reuniones clínico patológicas.

Los Neurocirujanos atendían todos los casos de Neurología Clínica, pues no existían Neurólogos Clínicos ni Servicio de Neurología.

Ellos practicaban e interpretaban todos los procedimientos neuro-radiológicos. Los procedimientos que realizaban eran la neumoencefalografía general, la arteriografía por punción carotídea, la venticulografía y la mielografía. La mayoría de estos procedimientos los realizaban con anestesia general. 

Poco a poco el Servicio de Neurocirugía progresaba. Se estableció el Club de Revistas y la Revista del Servicio. Se organizó un curso teórico de introducción a la Clínica Neurológica donde se dictaban clases sobre los principales síndromes neurológicos. Se organizaron reuniones de Neuropatología que se llevaban a cabo en el edificio de la Facultad de Medicina.

      En 1966 llega a Cali el doctor Arnoldo Levy, con estudios de especialización en Estados Unidos (New York) y diplomado por el Board Americano de Neurocirugía. El doctor Levy, trajo la Neumoencefalografía fraccionada y la arteriografía con la técnica de Juan Taveras, desapareciendo la anestesia general para estos procedimientos.

En 1967 llega a Cali el doctor Carlos Alberto Reyes, con estudios de especialización en Estados Unidos (Chicago). El doctor Reyes se vincula al Servicio y le da un fuerte impulso a la Neurocirugía Pediátrica e introduce la Arteriografía en niños.

El doctor Alfonso López Villegas, Oftalmólogo y el Doctor Carlos Alberto Acevedo, lideran la creación dentro del Hospital de una área sobre la subespecialidad de Neuro-oftalmología. Esto se hizo con la ayuda de una familia agradecida con el doctor López Villegas (esta idea por diversas circunstancias no se cristalizó).

Se escogió el Viernes de cada semana como el día docente, con Revista del Servicio, reunión de Neuro-radiología, Morbi-Mortalidad, Neuropatología, Club de Revista, Conferencias especiales y Consulta Externa.

En marzo de 1970, el Doctor Carlos Alberto Acevedo renunció a la jefatura del servicio, siendo reemplazado por el doctor Carlos Alberto Reyes.
Este Servicio ya contaba con un programa de adiestramiento para Residentes completo y aprobado por ASCOFAME.

En un principio hubo residentes extranjeros: bolivianos, ecuatorianos, centroamericanos y una pleya de brillantes jóvenes colombianos.

En el año de 1972, llega el primer cuagulador bipolar mejorando el pronóstico de la cirugía tumoral y vascular.

El 12 de julio de 1973, Ascofame visitó el Servicio y aprobó aumentar el programa a cuatro años con un residente por año como consta en el acta No. 88 del 16 de septiembre de 1974.
El programa de Residencia se estructuró rotando los residentes por Ciencias Básicas, Cirugía y Neurología Clínica que se podía hacer en Estados Unidos o en Bogotá (en el Instituto Neurológico).
En el año de 1974, llega el microscopio al servicio por intervención directa del doctor Arcesio Zuñiga en la Gerencia de la Beneficencia. Este hecho inició un gran progreso en la cirugía neurológica, lo cual significó un gran avance en la cirugía vascular, principalmente en aneurismas cerebrales.
El doctor Levy fue el gran impulsador de esta primera etapa de la cirugía vascular usando el microscopio.

En el año de 1975, el doctor Arnoldo Levy reemplaza en la jefatura del Servicio al doctor Reyes.

      En 1976, se inauguró la Sala de Neurocirugía con 22 camas dedicadas a la especialidad. En esa época se entrenó una enfermera en los Estados Unidos la cual pasó a ser la Jefe de la respectiva sala.

      La residencia para estudiantes extranjeros se suspendió por intervención de la Asociación Nacional de Internos y Residentes ANIR.

Se establecieron turnos de disponibilidad semanales para los Docentes y la rotación de los estudiantes de medicina de último año se aumentó a 4 semanas.

El doctor Fernando Gómez, Radiólogo egresado de la Universidad del Valle, realiza estudios de Neuroradiología durante ochos meses en el Jackson Memorial Hospital de Miami.
A su llegada el doctor Gómez se vincula con el Servicio de Radiología y con el doctor Wilge Quiroga (entrenado en Londres en procedimientos neuroradiológicos) creando la subespecialidad de Neuroradiología.

En el año de 1979, el doctor Antonio Montoya, luego de efectuar un Fellow de Microcirugía durante 6 meses en la Universidad de Soutther (Los Ángeles) ingresa como docente del Servicio. El doctor Montoya dio un impulso mayor a la microcirugía de tumores cerebrales y de lesiones vasculares.

      En el año de 1983, el doctor Miguel Velásquez, ingresa como docente del Servicio, luego de efectuar un año de entrenamiento en cirugía de tumores cerebrales en Paris con especial énfasis en lesiones tumorales de hipófisis. A su llegada al servicio se le asignó el desarrollo de la cirugía de hipófisis.

      A mediados de 1983, en el Departamento de Cirugía de la Universidad del Valle se creó el Laboratorio de Cirugía Experimental y de Microcirugía, siendo éste dirigido por el Doctor Miguel Velásquez Vera.

      Por este Laboratorio rotan y reciben un curso de 40 horas de Microcirugía los residentes de los diferentes Servicios del Departamento de Cirugía, así como también residentes que vienen de otros servicios u otras ciudades de Colombia.

En mayo de 1983, el neuroradiólogo doctor Fernando Gómez, inicia un entrenamiento en neuroradiología invasiva durante cuatro meses en el Massachusetts General Hospital en Boston. A su llegada, inicia la era de la neuro - radiología invasiva en nuestra ciudad.
En el año de 1984, se vincula el doctor Alfredo Pedroza Campo con el Servicio después de efectuar un Clinical y Research Fellow en Microcirugía Vascular en el Masachusetts General Hospital y en el Henry Ford Hospital respectivamente (junio 1982 a junio 1984). Al doctor Pedroza le fue asignada la cirugía de malformaciones arteriovenosas, de los anerurismas cerebrales y la cirugía vascular de cuello.

El Hospital adquiere un equipo de Escanografía en 1986, siendo el mayor aporte como método diagnóstico en las últimas décadas.

En 1987, el doctor Alfredo Pedroza crea la Fundación Proneurocirugía y se propone en un lapso de siete años la construcción y dotación de un módulo neuroquirúrgico con las siguientes cuatro etapas: 

Remodelación de la Sala de Neurocirugía
Construcción y dotación de la Unidad de Cuidados Intensivos Neuroquirúrgica
Construcción y dotación de las oficinas de administración del Servicio de Neurocirugía
Construcción y dotación de la Sala de Cirugía neurológica.

      En 1988 se nombran los primeros neurocirujanos asistenciales por parte del hospital.
En mayo de 1989, la Fundación Proneurocirugía a través de su Presidente, el doctor Alfredo Pedroza, inaugura la remodelación de la sala de Neurocirugía general que incluye salón de conferencias, cuarto de exámenes ambulatorios, cuarto de drogas, sala de infecto, sala de hombres, sala de mujeres, aire acondicionado y acometidas de oxígeno, aire comprimido y vacío para cada cama.

      A mediados de 1990, llega al Servicio de Radiología el doctor Orlando Díaz, con un entrenamiento en Neuroradiología de un año en el Massachusetts General Hospital de Boston, con énfasis en Resonancia Magnética y neuroradiología invasiva. Con el ingreso del doctor Díaz, se conforma con los doctores Quiroga y Gómez un equipo de tres neuroradiólogos, que han dado un gran impulso de diagnóstico y de tratamiento para las lesiones del sistema nervioso central.

      En diciembre de 1991, la Fundación Proneurocirugía inaugura la Unidad de Cuidados Intensivos Neuroquierúrgica de cuatro camas exclusivas para el Servicio. Con este avance el Servicio empieza la monitoría de presión intracraneana utilizando principalmente el método intraventricular e inicia un aprendizaje continuado en el manejo del paciente neuroquirúrgico que necesita este recurso.

      En enero de 1992 el doctor Gerardo Hernández Avila consigue un Fellow en Cuidado Crítico en la Universidad de Alabama con duración de un año.

En junio de 1992, parte a Estados Unidos (Chicago) el doctor Fernando Velásquez para efectuar una pasantía de un año en Neurocirugía Pediátrica y a su regreso trabajar en el Servicio.

      En Julio de 1992, el Decano de la Facultad de Salud nombra al doctor Alfredo Pedroza Campo como nuevo jefe del Servicio en reemplazo del doctor Arnoldo Levy.

A finales de 1992 por impulso del doctor Carlos Alberto Reyes, se trae al Servicio un equipo de estereotaxia y se empiezan a realizar procedimientos diagnósticos utilizando esta metodología.

      En enero de 1993, se inicia la sistematización del Servicio de Neurocirugía liderada por el doctor Pedroza.

En febrero de 1993 se termina la reestructuración académico-asistencial por parte del doctor Alfredo Pedroza que consta de cuatro partes:

       

      * Definición de actividades diarias del Servicio

      * División del Servicio en secciones con subespecialidades definidas para cada docente

      * Se reestructura los programas de pre y postgrado

      * Se establece un manual de funciones.

      * En febrero de 1993, llega a la ciudad el primer equipo de Resonancia Magnética a un centro de diagnóstico médico. Algunos pacientes de nuestro servicio de acuerdo a sus posibilidades económicas se beneficiaran de este invaluable método diagnóstico.

      * En marzo de 1993, el Servicio de Neurocirugía pasa a tener autonomía asistencial y administrativa.
En marzo de 1993, se empieza la última etapa del módulo neuroquirúrgico por parte de la Fundación Proneurocirugía construyendo el Instituto Neuroquirúrgico del Hospital Universitario del Valle que consta de:

      * Construcción y dotación de dos salas generales de cirugía neurológica

      * Construcción y dotación de un quirófano de cirugía neurológica

      * Construcción de la nueva Unidad de

      * Cuidados Intensivos para ampliar el número de camas a siete

      * Construcción y dotación del área administrativa del departamento de Neurocirugía.

       

      En marzo de 1993, el servicio consigue un Fellow en Estereotaxia para el doctor Gerardo Hernández en la Universidad de Illinois (Chicago) prolongando su estadía en Estados Unidos durante dos años. A su regreso el doctor Hernández se vincularía al servicio con el objeto de desarrollar la Estereotaxia.

La tendencia en un futuro será la descentralización por parte del departamento a nivel de funcionamiento académico, asistencial, administrativo y trabajar en subespecialidades con un neurocirujano responsable para cada una de ellas.

      Las subespecialidades ya definidas en el proceso de la reestructuración académico-asistencial y la departamentalización del Servicio son las siguientes:

      * Tumores cerebrales hemisféricos (M. Velásquez)

      * Tumores de hipófisis y craneofaringiomas (M. Velásquez. A. Montoya)

      * Tumores de base de cráneo y del ángulo pontocerebeloso (A. Montoya)

      * Lesiones vasculares (A. Pedroza)
Columna vertebral y nervio periférico (A. Levy)

      * Estereotaxia (C.A. Reyes y G. Hernández)
Neuropediatría (F. Velásquez)

      * Trauma craneoencefálico (F. Sánchez)

       

      En 1995 se inaugura el Instituto Neuroquirúrgico por parte de la Fundación Proneurocirugía que consta de Sala de Cirugía, Unidad de Cuidados Intensivo, Salas de Hospitalización y áreas académico administrativas.

En forma escalonada se ponen en funcionamiento: Administración (1995), sala de cirugía (1997), Unidad de Cuidado Intensivo (1999) y salas de hospitalización (2001).

El Doctor Carlos Llanos, egresado nuestro, realiza un Fellow en New York y en el Instituto Barrow (Phenix-Arizona) sobre columna y nervio periférico de abril del 97 a abril del 98. A su regreso inicia un nuevo impulso y desarrollo en esta área.

El doctor Llanos debido a que el doctor Arnoldo Levy se acoge a la jubilación voluntaria, lo reemplaza en cirugía de columna y nervio periférico. 

En mayo de 1997 se hace una nueva estructuración del programa de residencia y se aumenta a 5 años (segunda estructuración). Con este cambio , en junio del año 2004, saldrá el primer neurocirujano egresado de la Universidad del Vallo con 5 años de formación académica.
Actualmente el Servicio de Neurocirugía tiene programas de pre y posgrado:


Pregrado

       

      Semiología e Introducción a la Clínica (estudiantes de tercer año de Medicina)

Introducción al Manejo del Paciente Neuroquirúrgico (\"electiva\"estudiantes de cuarto año de Medicina)

Adulto y Anciano II (estudiantes de quinto año de Medicina)

UCI Neuroquirúrgica (\"electiva\" Internado Rotatorio)

Posgrado

Especialización en Neurocirugía

 Se ha seguido fomentando la subespecialidad y en el actual momento los docentes de acuerdo a su entrenamiento e interés tienen las siguientes áreas de trabajo:

       

      * Alfredo Pedroza Campo - Cirugía Vascular y Terapia Endovascular

      * Antonio Montoya Casella - Tumores Cerebrales y de la Base de Cráneo

      * Carlos Antonio Llanos Lucero - Columna y Nervio Periférico

      * Gustavo Vásquez Sánchez - Pediatría

      * Miguel Velásquez Vera - Tumores Cerebrales

      * Gerardo Antonio Hernández Avila - Estereotaxia

      * Jaime Olayo Muriel - Trauma Craneoencefálico

       

      En marzo de 2000, ingresa como Coordinadora de Enfermería de la UES de Neurocirugía del HUV la enfermera Mónica María Villalobos Garrido, y el doctor Alfredo Pedroza asume la Gerencia de la UES el 1 de octubre del mismo año. El trabajo gerencial ha definido el funcionamiento del Instituto Neuroquirúrgico por medio de la planeación estratégica modificando el organigrama, los principios y valores, además la misión, la visión, los objetivos corporativos, el convenio interno docente-asistencial, las normas de bioseguridad, el reglamento interno, las funciones por cargo y los protocolos de manejo clínicos y administrativos a nivel médico y de enfermería.

En agosto de 2001, el doctor Carlos Alberto Acevedo Vega se jubila por parte de la Universidad del Valle, y los doctores Gustavo Vásquez y Gerardo Hernández se vinculan como docentes hora cátedra, para cubrir su carga académica. 

Durante el año 2002 se publicó el libro: “Compendio de Neurocirugía” siendo este el texto guía de la especialidad para los estudiantes de pregrado, y residentes de Neurocirugía de nuestra Universidad y de varias universidades en Colombia. 

En el año 2003 se inicia el proceso de Autoevaluación para la Obtención del Registro Calificado del Programa de Especialización en Neurocirugía y en agosto de 2004 se presenta formalmente ante el Ministerio de Educación Nacional (MEN) el Informe de Autoevaluación y la solicitud del Registro Calificado.

En 2004, la Universidad del Valle galardonó a los doctores Alfredo Pedroza y Antonio Montoya, profesores titulares, como “Profesores Distinguidos” en reconocimiento a su trayectoria profesional y al aporte significativo en sus respectivas áreas. El mismo año, el doctor Llanos se especializó en Docencia Universitaria en la Universidad del Valle. Su tesis de grado consistió en escribir el módulo de Cuidado Intensivo Neuroquirúrgico.

Gestiones de las gerencias de Neurocirugía, Radiología y Medicina Interna basadas en un programa conjunto de terapia endovascular permitieron conseguir, a través de la Secretaría de Salud Departamental, una adición presupuestal al contrato general con la institución hospitalaria. El programa estaba dirigido a la atención del paciente pobre sin capacidad de pago y proponía la cobertura de todo el suroccidente colombiano. 

Se inició en el 2005 en un segundo y moderno equipo de angiografía con substracción digital, que fue donado por el Ministerio de Salud, y el doctor Pedroza empezó un entrenamiento en Neuroradiología Intervencionista bajo la dirección del doctor Víctor Galvis con duración de un año y medio en el Hospital Universitario del Valle. Al finalizar el mismo, logró un “Fellow Clínico” en Neuroradiología Intervencionista en la Universidad de Toronto bajo la dirección del doctor Karel terBrugge, apoyado por la Universidad del Valle y el Hospital Universitario del Valle, el cual llevó a cabo de julio de 2006 a junio de 2007. Durante su estadía en Canadá, lo reemplazaron el doctor Antonio Montoya en calidad de Jefe encargado del Servicio, y como Gerente de la UES el doctor Luis Fernando Santacruz, recién egresado de nuestro programa. 

A su regreso, en junio de 2007, el doctor Pedroza, junto con los doctores Víctor Galvis y William Escobar, revitalizó el programa de terapia endovascular en el HUV.

El 20 de junio de 2007, el Ministerio de Educación Nacional (MEN) en respuesta al proceso de solicitud iniciado en el 2004, otorga el Registro Calificado al Programa de Especialización en Neurocirugía de la Universidad del Valle, por un lapso de siete años (Resolución No.3392 ).

En el año 2007 se inauguró la nueva sala de cirugía (dos quirófanos y una sala de recuperación) y la nueva Unidad de Cuidados Intensivos con ocho camas en pleno funcionamiento.

Desde el primer semestre del 2008, el Instituto Neuroquirúrgico funciona a plenitud con áreas administrativas, sala de cirugía, Unidad de Cuidados Intensivos y salas de hospitalización. Esto ha permitido efectuar 1.100 cirugías al año (cirugía diaria, incluyendo los sábados), manejar pacientes críticos con protocolos propios fruto de nuestra experiencia y atender 240 pacientes mensuales en consulta externa en seis clínicas especializadas. Además, acoger en forma permanente a ocho estudiantes de pregrado durante todo el año, realizar el curso de neuroanatomía conjuntamente con el Departamento de Morfología, dar cabida a grupos de catorce estudiantes de semiología neurológica durante cuatro meses y a cinco estudiantes permanentes en el programa de especialización en neurocirugía. Hasta el momento han egresado 45 especialistas en neurocirugía.

Nuestra unidad académica cumplió 50 años en el año 2007 los cuales fueron celebrados en agosto de 2008 con un evento académico, cultural y social, donde participaron los principales neurocirujanos de Colombia. En este evento se rindió un sentido homenaje a los personajes que han contribuido en forma importante en el desarrollo de nuestro servicio: los jefes de sección, los egresados, los profesores, los neurocirujanos asistenciales y enfermeras con auxiliares que hubieran trabajado más de 20 años en forma continua. 

En Junio del año 2009, a nivel del Congreso para estudiantes en formación neuroquirúrgica, fuimos catalogados como el mejor programa académico para postgrado en la especialidad de Neurocirugía. 
En enero de 2010 se consiguió nueva dotación: un equipo adicional de fresado (Midas Rex), un arco en C, nuevo instrumental quirúrgico y seis ventiladores con sus respectivos monitores para la UCI Neuroquirúrgica. Así mismo en este mes, se terminó la presentación a nivel del Consejo Académico de la Universidad para el ajuste de créditos y la creación de nuevas asignaturas en nuestro programa de posgrado. 

Nuestros próximos retos son el desarrollo de la endoscopia intracraneal y espinal, llevar a óptimo funcionamiento el programa de terapia endovascular con la consecución de un equipo 3D para imágenes tridimensionales y desarrollar líneas de investigación básico-clínicas con grupos multidisciplinarios.

Este recorrido por la historia de la neurocirugía vallecaucana, evidencia la justa y oportuna respuesta de un grupo de profesionales de la salud a las necesidades de nuestra comunidad de solucionar graves patologías que afectan el Sistema Nervioso. La Universidad del Valle, así como el Hospital Universitario del Valle, han sido las Instituciones donde nuestra misión de educar y de prestar asistencia evolucionó hasta llegar a niveles de desarrollo equiparables a servicios de reconocido prestigio internacional. El binomio universidad y hospital, que permite nuestra loable misión, debe mantenerse y haremos todo el esfuerzo posible para que perdure. Este debe ser un serio compromiso de las jóvenes generaciones y uno de los mas nobles propósitos del ente universitario y hospitalario, donde se comparte el mismo anhelo de lograr una salud pública de mas dignidad y calidad para nuestro país. 

Alfredo Pedroza Campo, MD.
Jefe la Sección de Neurocirugía Universidad del Valle
Presidente Fundación Proneurocirugía

    • Contacto Open or Close

      Departamento de Cirugía General - Sección de Neurocirugía 

      Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

      Teléfono: 5570808 - 5572208

      Ubicación: Edificio 112 - Hospital Universitario del Valle, Espacio Piso 4

      Universidad del Valle - Campus San Fernando